Sigma Project

Sigma Project

Cuarteto de Saxofón

separador

 

Summam indicabimus signo Σ. Con esta afirmación, uno de los más importantes matemáticos de la historia, Léonard Euler, inauguró en 1755 el empleo de la letra sigma mayúscula (decimoctava del alfabeto griego) como símbolo de suma. Desde entonces, Sigma representa el sumatorio de una serie finita o infinita de elementos.

SIGMA Project es más que un cuarteto de saxofones, es la materialización de un deseo cumplido, sintiéndose un vehículo imprescindible para la música instrumental del siglo XXI. Si el cuarteto de cuerda fue el instrumento por excelencia de la música culta en siglos pasados, SIGMA Project, en el siglo XXI, reivindica ese papel para el cuarteto de saxofones.

En su ya dilatada trayectoria, SIGMA Project ha realizado más de 150  conciertos, siendo invitado en auditorios de medio mundo, Alemania, Francia, Argentina (Teatro Colón), Gran Bretaña, Chile, Polonia, México (Palacio de Bellas Artes), Italia, Rumanía o Estados Unidos,  y festivales tan importantes como la Quincena Musical de San Sebastián,  temporada del CNDM, Museo Nacional Centro de Arte Reina Sofía de Madrid, Festival Internacional Cervantino de Guanajuato (México), Operadhoy y Musicadhoy, Festival Internacional de Música Contemporánea de Valencia ENSEMS,  Hannöversche Gessellschaf für Neue Musik, Sala Gare du Nord de Basel (Suiza) o  Ciclo de Música Contemporánea del Teatro Central de Sevilla, entre otros.

Ha presentado más de 40 obras de nueva creación de compositores de la talla de Alberto Posadas, José María Sánchez Verdú, José Manuel López López, Ramon Lazkano, Jesús Torres, Héctor Parra, Sergio Blardony, José Luis Torá, Alberto Bernal (España), Víctor Ibarra, Iván Naranjo, Georgina Derbez, Arturo Fuentes (México), Miguel Farías (Chile), Simone Movio (Italia), Mª Eugenia Luc (Argentina) o Yair Klartag (Israel),  y realizado estrenos en España de Sofía Gubaidulina, Peter Eötvös, George Friedrich Haas, Hugues Dufourt o Salvatore Sciarrino.

SIGMA Project se caracteriza por su marcada modularidad, abarcando desde un cuarteto de instrumentos iguales hasta un cuarteto que incluye a toda la familia instrumental, pudiendo así graduar la homogeneidad y la uniformidad hasta llegar a la máxima diversificación, cualidad muy valorada en las actuales tendencias compositivas. Las presentaciones a nivel mundial de  Chaman para cuarteto de saxofones bajos y electrónica de Thierry Allá, LaLibela, concierto para 4 saxofones bajos y orquesta  de Xavier Carbonell, o el ciclo Khôra para dos saxofones sopranos y dos saxofones bajos de José María Sánchez Verdú son ejemplo de esa inquietud innovadora inherente al grupo.

Sus componentes son imaginativos, se sienten aguerridos exploradores capaces de estimular a los compositores que se acercan a su sonido, creando  nuevas estructuras, generando nuevos espacios, nuevas gramáticas y siendo partícipes, en definitiva, de un verdadero laboratorio sonoro. Una muestra de ello son los trabajos desarrollados con Alberto Posadas en su ciclo de tres cuartetos Poética del Laberinto, el ciclo Khôra de cuatro cuartetos y acordeón microtonal con José María Sánchez Verdú o la emocionante colaboración con Félix Ibarrondo para  Izarbil, obra para cuarteto de saxofones y orquesta sinfónica.

De sus conciertos se sale convencido de haber asistido a una verdadera experiencia para los sentidos, donde afloran sensaciones nunca antes percibidas,  el espacio acústico, la liturgia visual y ese sonido que se revela auténtico. En este contexto es reseñable la presentación en el Auditorio Nacional de Música de Madrid de La Bocca, I piedi, il Suono de Salvatore Sciarrino (primera audición en España), obra emblemática del repertorio camerístico para cuatro saxofones solistas y cien saxofones en movimiento dentro del festival Musicadhoy o la intervención-performance en el Frontón Jostaldi de Hondarribia (Gipuzkoa) con "Hormen arteko oihartzunak" de Gorka Alda (obra elaborada para la 70º edición de la Quincena Musical donostiarra), a través de los sonidos de las lanzadas de los pelotaris, la rítmica y la trayectoria de la pelota, incorporando la electrónica a la acústica del frontón y sus ecos.

En el terreno discográfico, SIGMA Project ha aportado al circuito su propio sello, SIGMA Record, con el que ha editado su cd UTOPÍAS: New Music for Saxophone Quartet y el DVD “La Música para Saxofón de Félix Ibarrondo”, realizando también  grabaciones para los sellos Col Legno y Orpheus en los monográficos de Simone Movio, Víctor Ibarra y Mº Eugenia Luc, por iniciativa  de la  alemana Ernst Von Siemens Musikstiftung y la Casa Velázquez-Académie de France en Madrid, respectivamente.  

Desarrollan apasionadamente el trabajo multidisciplinar con otras artes. El arte visual, la danza, la literatura o el teatro se integran con naturalidad en sus espectáculos, ocupándose también de rescatar músicas del pasado con las que tienen una relación utópica. El estreno de la ópera de cámara Songs of Innocence and Experience para cuatro saxofonistas y electrónica de José Vicente Fuentes Castilla, el Festival SIGMACIRCULO impulsado por SIGMA Project y desarrollado en el Círculo de Bellas Artes de Madrid donde se fusionaron en un solo concepto Poesía, Pintura y Música o el programa dedicado a las músicas del Ars Subtilior y Ars Nova desarrollado por las iglesias y basílicas del norte de España, son manifestaciones reseñables en este campo.

En 2017, SIGMA Project presentará seis nuevas obras en estreno absoluto de los compositores Alberto Posadas y Helga Arias (España), Hilda Paredes y Javier Torres-Maldonado (México), Simone Movio (Italia) y Rodrigo Lima (Brasil) en su gira de conciertos por los auditorios de Santiago de Compostela, Madrid, Bilbao, San Sebastián, Badajoz y Sevilla, teniendo también comprometido su paso por las salas de conciertos de Buenos Aires (Teatro Colón y Auditorio CCK), Santiago de Chile (Auditorio GAM) y Ciudad de México (El Colegio Nacional).

SIGMA Project desarrolla su actividad con el apoyo de varias instituciones nacionales e internacionales como son el Instituto Nacional de las Artes Escénicas y de la Música, el Instituto Vasco Etxepare de la Cultura, y la Ernst Von Siemens Musikstiftung. Asimismo, para sus conciertos cuenta con la asistencia técnica de PuntoRep, utilizando instrumentos Selmer y accesorios Vandoren.